Un blog para profesores de español

Por qué son tan importantes las instrucciones en la clase de español

Para nosotros, los profesores, las instrucciones en la clase de español son ese momento que puede hacer que una planificación se convierta en un éxito o un fracaso. Pero, ¿qué significa dar instrucciones? Pues, básicamente es establecer indicaciones o consignas para la correcta realización de una o varias tareas.

De todos los momentos de clase es uno de los más auténticos de todos, en el que llevamos a cabo un acto de comunicación real entre docente y aprendices. Hay que tener en cuenta además que, si la comunicación no es efectiva, impedirá la realización de la tarea de clase. De todos los actos comunicativos dentro del aula, éste es de los más importantes.

Una vez entendido este aspecto fundamental, hay que plantearse unas cuestiones básicas:

  • ¿Damos correctamente las instrucciones en la clase de español?
  • ¿Somos conscientes del tiempo de habla y del tipo de estructuras gramaticales que usamos?
  • ¿Cómo comprobamos la comprensión de las instrucciones?

 

Criterios para dar instrucciones en la clase de español de manera eficaz

Vamos a intentar fijar algunos aspectos clave para dar instrucciones:

1. Deben ser claras, breves y precisas. Nuestros mensajes deben ser cortos, evitando las oraciones subordinadas, reduciendo el número de palabras y adecuando el lenguaje al nivel del grupo. Por ejemplo, en lugar de usar estructuras complejas, podemos usar las perífrasis ir + infinitivo o tener que +infinitivo, centrando la atención en la acción a realizar (Vamos a leer el texto, después tenemos que subrayar…etc.).

Para los profesores con poca experiencia, es muy recomendable escribir las instrucciones, organizando y aclarando la información esencial en el mismo orden que queremos que los estudiantes hagan las tareas. Escribir nos ayuda a pensar antes de llevar a clase qué lenguaje usaremos y cómo.

2. Han de incluir toda la información. Obviar un detalle por pequeño que parezca puede provocar un bloqueo a los estudiantes y aunque hayan entendido el mensaje, no facilite la tarea que estamos pidiendo. Recordemos siempre:

  • qué objetivo persigue la actividad,
  • qué dinámica vamos a trabajar,
  • qué tipo de interacción se debe producir,
  • qué tipo de agrupamiento proponemos,
  • qué resultado esperamos y
  • cuánto tiempo tienen para llevarla a cabo.

3. Deben activar conocimientos previos y dar ejemplos. Muchas veces el mensaje resulta más claro si dedicamos cierto tiempo a activar ideas previas antes de presentar las instrucciones. Además, de esta forma también nos permitimos aclarar el léxico necesario. Podemos de igual modo recurrir a actividades similares que ya hayan realizado. Igual de importante es tener siempre ejemplos de lo que queremos que hagan y si tienen un apoyo visual, como una imagen o una fotografía, mucho mejor.

4. Hay que dosificar la información. Ya hemos remarcado la importancia de la brevedad en las instrucciones, pero si la actividad consta de varias partes o procesos, lo mejor es dosificar esas instrucciones paso a paso. Así evitaremos que el estudiante se sature y no recuerde el siguiente paso. Una vez terminado, pasaremos a las instrucciones del siguiente y así hasta completar por completo la actividad.

5. Remarcar el lenguaje no verbal. Tan importante es qué decimos como la forma en que lo decimos. Nuestros gestos, postura corporal, mímica, tono e inflexiones de la voz, posición en la clase pueden ayudar a nuestros alumnos a comprender mejor las instrucciones, ya que los españoles no solo expresamos con el código lingüístico. Ser expresivos en clase sin perder la naturalidad forma parte de nuestra comunicación.

6. Siempre hay que comprobar. La comprobación de las instrucciones se puede llevar a acabo de múltiples maneras, pero nunca con preguntas directas del tipo ¿Habéis entendido? porque obviamente todos “habrán entendido” de alguna manera. Lo mejor es plantear preguntas indirectas, para las que las respuestas no sean sí o no, como, por ejemplo: ¿Vamos a trabajar individualmente o en parejas?, ¿Tenemos que escribir o tenemos que hablar con un compañero?

Puede ser muy interesante pedir a los estudiantes que hagan resúmenes de nuestras instrucciones una vez dadas o incluso pedirles que imaginen qué tipo de instrucciones tiene una tarea sin enunciado.

Las indicaciones o instrucciones pueden aumentar de forma exagerada el tiempo de intervención del profesor. No repitamos constantemente lo mismo con diferentes palabras; al revés, deberíamos reducir al mínimo la necesidad de comprensión.

Conclusiones sobre las instrucciones en la clase de español

No por mucho repetir una instrucción nuestros estudiantes la van a entender mejor. ¿Por qué no reformular, desordenar y simplificar?. Como decía Maria Montessori, cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo. Permitir que los estudiantes se den instrucciones entre ellos y dar tiempo para ello puede ser una muy buena solución cuando se produzca algún tipo de falta de entendimiento.

Y, sobre todo, es muy importante transmitir seguridad. Recordemos por un instante cómo nos sentimos cuando no somos capaces de entender las instrucciones del montaje de un mueble. Para evitar la frustración que causa no entender el mensaje, apoyémonos aún más en los gestos, en la mímica, en el tono de la voz, entre otros, pueden tener mucho más significado del que creemos.

Tenemos que reflexionar sobre nuestras propias instrucciones constantemente y no dar por hecho nada… ¿Lo hacéis habitualmente? ¿Cumplís todos los aspectos? ¿Tenéis alguna otra táctica para dar instrucciones?

 

Paula HerreraEste artículo ha sido escrito por Paula Herrera, profesora de español, formadora de profesores y editora de contenidos del blog de International House formacionele.com.


formacionele

Si te interesa formarte para dar clases de español, recuerda que tienes toda nuestra oferta de cursos en formacionele.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete gratis! Y recibirás materiales para tu clase de español:
× Contacta con nosotros