Un blog para profesores de español

Enseñar español para niños: cómo trabajar el léxico

Hoy en día, los profesores de español para niños estamos muy acostumbrados a trabajar con una perspectiva comunicativa, así como con el enfoque por tareas. De hecho, la mayoría de los manuales de texto con los que trabajamos pertenecen a ambos enfoques.

Sin embargo ¿qué pasa con el vocabulario? Es, por desgracia, el eterno infravalorado en la mayoría de los casos. Y así llegamos a la cuestión principal: ¿qué es exactamente el enfoque léxico y por qué es importante en la didáctica de segundas lenguas?

Como ya sabemos, al usar el enfoque comunicativo nos centramos en conseguir una comunicación eficaz por parte de nuestros estudiantes y siempre dependiendo del objetivo que queramos conseguir.

No obstante, muchas veces nos quedamos solo con los contenidos gramaticales o con las funciones del lenguaje sin darle la importancia que merece el léxico que usamos para cada uno de los fines comunicativos.

Enfoque léxico y enseñanza de español para niños

Cuando viajamos, y necesitamos comunicarnos mínimamente, llevamos un diccionario, no una gramática… ¿Por qué no pasar entonces el eje central al léxico? El enfoque léxico pretende hacer la comunicación más eficaz, ya que gracias a esta perspectiva pasamos de aprender términos aislados a trabajar con bloques de palabras o chunks. Por supuesto, de estos bloques podemos extraer la gramática aportando más naturalidad y eficacia a la comunicación de nuestros estudiantes.

Con esta perspectiva mejoramos el enfoque comunicativo ya que nos permite trabajar con las unidades no de forma individualizada sino en conjuntos. Organizamos las palabras en compañía, con una mayor atención en cómo presentamos este léxico, dentro de qué contexto y en qué co-texto.

Dicho esto, el panorama del enfoque léxico cada vez se abre más camino en nuestros manuales ELE, pero ¿qué sucede con los niños? En la actualidad, cada vez hay más centros que tienen el español como segunda o tercera lengua extranjera. Eso hace que los profesores nos veamos en la necesidad de adaptar los materiales, ya que no tienen ni el enfoque comunicativo, ni el enfoque por tareas, ni mucho menos dotan al léxico de la importancia que merece. Pero… no todo van a ser malas noticias, siguiendo estos pasos podremos darle importancia al léxico y mantener un enfoque comunicativo.

Pasos para darle relevancia al léxico en la clase de español para niños

  • Presentamos vocabulario a través de actividades de interpretación, como escuchar y leer, en las que los estudiantes deberán reconocer el léxico (recodamos, palabras en conjunto).
  • Actividades de codificación para ayudar a fijar y ampliar el vocabulario de nuestros estudiantes hablando y escribiendo, sobre todo tareas en las que puedan recuperar léxico tanto nuevo como ya conocido para así ampliar su red de palabras.
  • Es muy importante dar oportunidades tanto para el aprendizaje directo, como en una sopa de letra, como para el aprendizaje indirecto o incidental, recordando que las palabras siempre van en compañía, y hay muchas posibilidades de combinación que pueden ampliar la red léxica de nuestros estudiantes.

¿Qué recursos tenemos para trabajar el léxico?

Pues la verdad, bastantes sobre todo para el aprendizaje directo, y dado que nuestros estudiantes serán niños es muy importante que estén muy centrados en la imagen, como por ejemplo

  • juegos de tarjetas,
  • juegos de memoria,
  • sopas de letras,
  • crucigramas o
  • dominós de palabras

Sin embargo, ¿qué hacemos para el aprendizaje incidental de vocabulario? Aquí os dejamos algunas ideas para reforzarlo.

  • Lluvia de palabras. Tras el visionado de un corto o de una imagen, les pedimos que completen varias tarjetas con sus propios dibujos del vocabulario que más les ha llamado la atención.
  • Puentes de palabras. Colocamos las tarjetas en el suelo y les explicamos que no podrán pasar de tarjeta hasta que no formulen una expresión o frase adecuada.
  • Respuestas antes que preguntas. Creamos tarjetas en las que tengamos la respuesta y ellos formulen la pregunta. Por ejemplo trabajamos los meses del año y tienen “diciembre”, ellos tendrían que formular una pregunta como “¿en qué mes celebramos la Navidad?”.

Algunos consejos básicos


Naturalmente, en algún momento estas dinámicas de aprendizaje pueden conllevar algunos problemas de frustración o aburrimiento, pero recordemos, que cuando trabajamos con aprendientes muy jóvenes necesitamos un extra de paciencia para repetir y una dosis de más de tiempo para fijar y practicar.

Y, por supuesto, todo muy centrado en la imagen: cuanto más atractiva sea visualmente sea, mejor, ya que sobre todo en léxico es muy importante asociar palabras con imágenes. También podemos pedirles a los estudiantes que creen sus propios mapas mentales o juegos de tarjetas dibujados por ellos mismos, ya que al hacerlos partícipes y protagonistas aceleramos el proceso de aprendizaje y fijación.

Si queréis más ideas de cómo adaptar materiales ELE para niños, os aconsejamos el curso en línea de enseñanza ELE para niños que comienza pronto y en el que se dará especial atención a la adaptación para niños tanto didáctica como emocionalmente. ¿Te animas?

 

Paula HerreraEste artículo ha sido escrito por Paula Herrera, profesora de español, formadora de profesores y editora de contenidos del blog de International House formacionele.com.


formacionele

Si te interesa formarte para dar clases de español, recuerda que tienes toda nuestra oferta de cursos en formacionele.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete gratis! Y recibirás materiales para tu clase de español:
× Contacta con nosotros