En defensa del buen hablar y del bien escribir

-

Una lengua, lejos de ser algo rígido e inerte, es un ente vivo en constante cambio. Las palabras saltan de boca en boca, de página a página y de pantalla en pantalla. Vocablos y expresiones cambian su valor, se inventan voces, se introducen las de otras lenguas y se modifican las propias.

Estos cambios producen una vacilación entre los usuarios que van tomando soluciones distintas, incluso entra en juego la improvisación. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que del uso que hagamos de la lengua dependerá su futuro.

Todos somos responsables, ya que la lengua no es de nuestro uso particular sino que la compartimos con casi 500 millones de hablantes. Por eso es tan importante mantenerla e intentar que haya la máxima unidad. Como bien dice Darío Villanueva Prieto, director de la RAE, igual que existen unas normas de circulación que, en teoría todos los conductores conocen, existen unas normas de uso de la lengua que todos deberíamos también conocer.

Todos somos testigos de los problemas que están afectando a la lengua española durante los últimos tiempos: a veces producidos por desconocimiento, otras por falta de atención o cariño e incluso otras por “contagio”.

Este problema nos afecta a los profesores directamente. Nosotros tenemos la obligación y la responsabilidad de ser defensores y buenos conocedores del buen hablar y del bien escribir. Pero, ¿qué debemos conocer? ¿dónde podemos consultar? ¿cómo puedo saber si escribo bien una palabra? ¿cuándo uso los dos puntos? ¿cuándo un punto y coma?

Sería interesante investigar qué publicaciones o páginas en la red (organismos, asociaciones, fundaciones) podemos consultar para resolver nuestras dudas más habituales. Dudas de carácter ortográfico, morfológico, sintáctico o lexicosemántico.

Esto es justamente lo que os voy a proponer: que investiguéis y respondáis estas preguntas entre todos y que comentéis las respuestas de vuestros compañeros. Cuando las tengamos todas resueltas os propondré otras:

  • ¿Cuál sería la forma correcta: “tele operadora”, “teleoperadora” o “tele-operadora”?
  • Después de los dos puntos. ¿escribimos con mayúscula o con minúscula?
  • ¿Se acentúa la “o” entre cifras?
  • ¿Es correcto decir “detrás mío”, “encima mío” y “al lado mío”?
  • ¿Hay que poner tilde en las letras mayúsculas?
  • ¿Cuál es la forma o formas correctas: croissant, cruasán o croissant?
  • ¿Cuándo usamos “deber” y cuándo “deber de”?

¡Espero vuestras respuestas!


Geni AlonsoEste artículo ha sido escrito por Geni Alonso, tutora en formacionele.com, la plataforma International House para la formacion de profesores de español. Imagen de portada de este artículo: Pixabay.

4 Responses to “En defensa del buen hablar y del bien escribir”

  1. Yo — ¡ojo, un inglés! — me atrevo, al menos con algunos.

    Teleoperadora, porque ese es su trabajo, y los guiones fuera, siempre: ante la duda, guión fuera.

    Después de los dos puntos: mínúscula. Porque: Porque la máyuscula daña la vista, y ante la duda, máyusculas también fuera,

    1 o 2 — ídem tildes (todo lo que es facilitar escribir en un teléfono… 😉 !

    Tilde en máyusculas, para mi absurdo. Fuera. Solo los fanáticos de la gramática se van a fijar.

    Croissant, siempre. Un crusán, cruasán (etcétera) es otra cosa completamente diferente. Un croissant se hace con mantequilla, y es rico — muy rico. Un cruasán (etc) es BIA, se vende en muchos bares y es asqueroso. BIA = Bollería industrial asqueroso. Si quieres un croissant, has de pedir — y escribir — eso; si te da lo mismo, pides un cruasán (pero te arrepentirás).

    Responder
  2. Hola Geni:
    Te felicito por el artículo y te aseguro que estoy totalmente de acuerdo en cada palabra y posición que viene expresada. Te informo que cuando tengo ese tipo de dudas que describes, suelo consultar las páginas de la fundación Fundeu, la Real Academia Española y un libro titulado ‘Ortografía’ de Gonzalo Andrés Muñóz.
    soluciones (sin consultar ninguna herramienta de apoyo)
    ¿Cuál sería la forma correcta: “tele operadora”, “teleoperadora” o “tele-operadora”? –> teleoperadora porque todos los prefijos, (mini, auto, pre, etc. se escriben junto)
    Después de los dos puntos. ¿escribimos con mayúscula o con minúscula? –> creo que la regla en la RAE dicta que tiene que ser con minúscula…
    ¿Se acentúa la “o” entre cifras? –> si para que no exista la posibilidad de confusión con un cero.
    ¿Es correcto decir “detrás mío”, “encima mío” y “al lado mío”? –> Expresiones posesivas no pueden decir algo sobre adverbios como es el caso en los primeros dos ejemplos y por lo tanto son incorrectos. El último ejemplo si es correcto puesto que ‘lado’ es sustantivo por lo tanto puede ser condicionado por la expresión posesiva “mío”.
    ¿Hay que poner tilde en las letras mayúsculas? –> Sí, me parece que esta regla la volvieron a cambiar resultando en que se recomienda tildarlas.
    ¿Cuál es la forma o formas correctas: croissant, cruasán o croissant? –> La primera y la tercera opción son iguales y ser permiten en la lengua escrita pero en cursiva al ser palabra en otro idioma. Cruasán también se permite como versión castellanizada.
    ¿Cuándo usamos “deber” y cuándo “deber de”? –> Deber cuando se trata de obligación y deber de cuando se trata de expresar de una posibilidad.

    ¿¡Bueno a ver como lo he hecho?!

    Gracias de nuevo por el artículo muy interesante.

    Un saludo
    Fernando

    Responder
  3. Geni Alonso

    Gracias, Tom y Fernando, por vuestras respuestas:
    Vamos con nuestra “teleoperadora”. Teleoperadora, va sin guion. No lo llevan las palabras compuestas que nos remiten a un único referente y que ya están lexicalizadas. Lo mismo pasa con sacacorchos, guardacoches, balóncesto, etc. En cambio, en la lengua existen otros compuestos que mantienen alguna independencia prosódica, como físico-químico, o que establecen una relación entre los conceptos calidad-precio o que combina cifras y letras como omega-3. En el caso de los prefijos, como dice Fernando, siempre van unidos a la base.
    Para saber más, os remito a una página de la RAE: http://www.rae.es/consultas/normas-de-escritura-de-los-prefijos-exmarido-ex-primer-ministro.

    Después de dos puntos, generalmente se escribe con minúscula, excepto en algunos casos. En esta otra página podréis consultar lo que dice la RAE al respecto:
    http://hispanoteca.eu/gram%C3%A1ticas/Gram%C3%A1tica%20espa%C3%B1ola/Ortograf%C3%ADa-%20RAE%202010-Dos%20puntos.htm

    Fernando, la conjunción disyuntiva “o” siempre va sin tilde, incluso entre cifras. Antes se acentuaban, por la razón que tú explicas pero, según las últimas normas ortográficas ya no.
    http://www.rae.es/consultas/la-conjuncion-o-siempre-sin-tilde-incluso-entre-cifras

    Responder
  4. Geni Alonso

    Como muy bien dice Fernando no es correcto “detrás mío” ni “encima mío”. En la lengua culta el uso de los adverbios con adjetivos posesivos no es correcto, aunque lo hayamos oído muchas veces. Por lo tanto, solo “al lado mío” es correcto, puesto que “lado” es un sustantivo.
    Os voy a explicar un truco para saber si es correcto o no: si el posesivo átono (mi, tu, su, etc) puede anteponerse también será correcto el posesivo tónico (mío, tuyo, suyo, etc.) pospuesto. Os daré unos ejemplo:
    Con “detrás”: *Clara está en mi detrás/ *Clara está detrás mío. (incorrecto).
    Con “encima”: *Juan viven en mi encima/ *Juan vive encima mío. (incorrecto)
    Con “lado”: Clara está a mi lado/ Clara está al lado mío. (correcto)

    Tom, siento comunicarte que la acentuación gráfica de las letras mayúsculas no es opcional, sino obligatoria, y afecta a cualquier tipo de texto.

    En cuanto a croissant, cruasán o croissant (no ha salido en cursiva, pero esa era mi intención) una cosa es lo que dice la norma y otra el uso que de este término hacen los hablantes.
    En principio, la forma que debe emplearse, en un uso normativo de la lengua española, es “cruasán” porque así quedó registrado este préstamo de la lengua francesa por la Real Academia Española en la vigésima segunda edición del DRAE. Ahora bien, existe una vacilación constante entre diferentes formas del famoso bollo francés. En Galicia, parece que lo llaman “curasán” y en Cataluña, muchas veces vemos escrito “crusán”. No obstante, si queremos escribirlo en francés, para que no nos den “crusán” por un auténtico croissant de mantequilla, tendremos que escribirlo en cursiva, ya que es un galicismo. Totalmente de acuerdo, Tom, no tienen nada que ver.

    ¿Cuándo usamos “deber” y cuándo “deberir de”? Pues os dejo con la explicación de Fernando: “Deber cuando se trata de obligación y deber de cuando se trata de expresar de una posibilidad.”
    En breve, os propondré algunos enigmas ortográficos más.

    Responder

Deja una respuesta

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>