Drama process, un recurso didáctico para fomentar la creatividad en el aula de ELE

-

“La imagen es amable. Capta en un solo impacto. Inspira. Distingue. Posiciona. Ubica. Nos invita a explotar y a querer saber más”, dice el autor de Capitán Quimera. Y así es como me gustaría iniciar este artículo: resumir con una imagen qué aporta el drama process o teatro educativo al aprendizaje para así poder dedicar este espacio a mostrar un ejemplo de su aplicación en el aula.

drama process en el aula de ELE

¿Cómo usar el drama process en nuestras clases?

Hablar del teatro educativo o drama process no es hablar de innovación. El arte dramático como metodología lleva implementándose en el mundo anglosajón desde hace décadas. Mi interés en aplicarlo al aula de adultos en el aprendizaje de lenguas extranjeras es más reciente y casual: gracias al trabajo de una de mis alumnas en un curso de español.

Monique Lacombe, estudiante canadiense y exprofesora, presentó a la clase una breve exposición sobre el tema, no más de diez minutos, pero con la que nos cautivó… a mí y a sus compañeros. El grupo me propuso hacer algo para experimentarlo. Así es que leí y gesté la idea.

El drama process como modelo educativo es complejo y bastante más elaborado, pero podríamos hacer una simplificación de este diciendo que en el drama creativo no hay guion o texto que aprender, se trata de improvisar y de expresar y manifestar lo que se piensa, se siente y se imagina con total libertad.

Los personajes en este tipo de actuación se construyen a medida en que va transcurriendo la acción y se desarrollan los hechos, por lo que tiene que cumplir esas tres condiciones:

  1. Que haya una tarea que cumplir,
  2. Que haya que tomar decisiones y
  3. Que haya un lugar o una situación para explorar.

 

Un ejemplo de drama process en clase

Elegimos el tema del levantamiento del 2 de mayo en Madrid, ya que estábamos cercanos a esa fecha y en esa ciudad. Los alumnos tenían curiosidad por saber más sobre su historia, así es que pensamos que podríamos transformar el aula en el Madrid de 1808 durante unos días.

Este fue nuestro plan de trabajo:

  1. Tarea que cumplir: llegar a soluciones alternativas para evitar el enfrentamiento o minimizarlo.
  2. Lugar o situación que explorar: conocer el contexto histórico y poder entender la situación. Para ello, diseñamos las siguientes actividades [PDF].
  3. Toma de decisiones: en grupo clase, elaboramos una lluvia de ideas con el tema del conflicto, los intereses y argumentos de cada una de las posibles posturas.

De esta lluvia de ideas surgió el resto: los estudiantes de manera espontánea empezaron a analizar la situación y a expresarse. Hubo que parar la clase varias veces para reconducir y aportar nuevos argumentos. Llegar a la tarea final no fue fácil, ni siquiera sé si llegamos a conseguirlo, pero no nos importó. Habíamos estado tres días (doce horas de clase), leyendo, hablando e interactuando con un propósito común, motivador y significativo.

Mi intención es seguir experimentando e indagando. ¿Qué temas piensas que pueden tratarse con el teatro educativo?

 


Sonia EusebioEste artículo ha sido escrito por Sonia Eusebio Hermira, tutora en formacionele.com, la plataforma International House para la formación de profesores de español. Imagen de portada de este artículo: Pixabay.

 

Si te ha interesado esta publicación a lo mejor te apetece echarle un vistazo a nuestros cursos de formación de profesores de español o seguirnos en Facebook.

¿Por qué es tan importante la creatividad en el aula (de segundas lenguas)?

-

Cuando hablamos de creatividad en los procesos de enseñanza y aprendizaje, a menudo tropezamos con dos ideas que nos impiden establecer un marco de trabajo eficaz, porque actúan como diques de contención de esta capacidad humana.

La primera reside en el tópico de que la creatividad es un don con el que se nace. En realidad, la capacidad para crear y construir nuevas formas está dentro del ADN de todo ser humano. Esta potencialidad se convierte en expresión creativa a través de la dedicación y del conocimiento y la aplicación de técnicas especificas  Por supuesto, cada inviduo cuenta con habilidades concretas, a veces incluso microhabilidades, que le permiten encauzar su capacidad creadora en un sentido o en otro. Sin embargo, esto no significa que las personas nazcan con o sin el gen creativo.

El segundo cliché es el que entiende la creatividad sólo y exclusivamente dentro del ámbito del arte, en cualquiera de sus representaciones. Como nos demuestra la experiencia es posible encontrar muestras de actitudes y experiencias creativas en cualquier campo de acción, sea este en el plano individual o en su realización colectiva. No obstante, en la creación artística los resultados son tan evidentes como inherentes a su propia naturaleza.

Si preguntamos a cualquier profesor de segundas lenguas sobre el papel de la creatividad en su clase, es bastante probable que te encuentres con uno de estos dos prejuicios, cuando no con los dos al mismo tiempo. Sin embargo, los estudios sobre esta cuestión nos revelan que:

  • la creatividad no es un proceso mágico o ininteligible,
  • la creatividad no es una habilidad innata y
  • la creatividad se da en cualquier contexto.

Para facilitar estos procesos de creación eficaz, debemos tener en cuenta cinco criterios que son parte en buena medida de la fórmula magistral de la creatividad en el aula de segundas lenguas:

[1] Significatividad: los objetivos que se han de alcanzar en la clase de segundas lenguas deben ser relevantes para los aprendices y, por tanto, responder a cuestiones de alcance personal para los participantes.

[2] Autonomía: los participantes deben tener un espacio de trabajo y de desarrollo propio y contar con estrategias para hacerse con las riendas de su propio aprendizaje.

[3] Interacción: el aula de segundas lenguas es un ecosistema y como tal se caracteriza por el intercambio y la co-construcción de conocimiento.

[4] Producción: aunque las destrezas de comprensión son básicas para el aprendizaje de una lengua, el desarrollo de las habilidades productivas debe tener más peso en la planificación y la gestión de la clase.

[5] Disrupción: es fundamental entender que los procesos de enseñanza y aprendizaje no son lineales y que en necesario plantear momentos críticos para replantear y redirigir los cuatro criterios anteriores hacia nuevos objetivos a través de nuevos planteamientos.

No se trata, por lo tanto, de aplicar recetas paso a paso de productividad en el aula, sino de convertir esta última en un espacio abierto, donde se ofrezcan continuamente oportunidades de expresión y creación personales.


Francisco HerreraEste artículo ha sido escrito por Francisco Herrera, director del centro Clic International House Cádiz, coordinador y tutor en formacionele.com, la plataforma International House para la formacion de profesores de español. Derechos de autor de la imagen de este post: Pixabay.