Un blog para profesores de español

La caza del tesoro en el aula de ELE

En los Encuentros de International House World participé hace poco junto a mi compañera Anabel de Dios impartiendo un taller con el título Educación siglo XXI, ¡urge un cambio de paradigma!

En este taller explicamos cómo la nueva situación ha acelerado un proceso al que ya estábamos abocados. El futuro cercano debía ofrecer un modelo principalmente asincrónico a través de plataformas de teleformación con un apoyo o complemento sincrónico mediante la videoconferencia.

Desde entonces, no hemos dejado de leer publicaciones en las que se pone de manifiesto que la enseñanza en línea, a la que la mayoría de docentes y estudiantes tuvo que acogerse sin posibilidad de elección, ha venido para quedarse, ya sea como un modelo totalmente on-line o como un ecosistema híbrido, en el que se combina el aprendizaje elearning con el presencial.

Es evidente que en esta situación sobrevivirán aquellas metodologías que basan la apropiación del conocimiento en la búsqueda, selección y comprensión de la información, en el trabajo colaborativo y en la negociación y toma de decisiones que este conlleva.

En esta situación el estudiante finalmente será el protagonista de su educación y el profesor tendrá que orientar su rol al de diseñador de las actividades que guíen y proporcionen las herramientas para el aprendizaje.

De igual modo los espacios de interacción sincrónica deberán optimizarse y dedicarse al intercambio, a la resolución de dudas y a la profundización de los contenidos.

La caza del tesoro es un ejemplo de tarea que utiliza la red como recurso de información y acceso al conocimiento (Adell J. y Román P.,  La caza del tesoro. Editorial MAD, 2006). La propuesta consiste en facilitar a los alumnos una hoja con una serie de preguntas y direcciones web a donde han de ir para encontrar las respuestas. Termina con una cuestión final para cuya resolución los estudiantes deben haber asimilado previamente la información obtenida a lo largo de todo el trabajo. 

En el planteamiento de la actividad se ha de organizar la tarea siguiendo estos apartados:

  • Introducción, con la descripción de la tarea y las instrucciones de realización. Es importante que el planteamiento sea atractivo e introduzca un elemento sorprendente para motivar y despertar interés.
  • Preguntas con las que se fomente la lectura comprensiva, la inferencia y una postura reflexiva y crítica.
  • Recursos o lista de sitios web.
  • Pregunta final y global, con la que se pretende alcanzar uno o varios objetivos de la acción formativa.
  • Evaluación con la descripción de los criterios que se van a tener en cuenta, incluyendo la autoevaluación del proceso y de los resultados.

Como ejemplo, hemos convertido una sesión de gramática de un curso de formación de profesorado de español en una actividad de caza del tesoro. Por supuesto, hay diferentes generadores de Cazas de tesoro, pero nosotros hemos utilizado una presentación de Genial.ly para ello.

Seguro que a vosotros se os ocurren muchas formas de enfocar estas actividades en el aula de ELE. ¿Las compartís con nosotras?


Sonia EusebioEste artículo ha sido escrito por Sonia Eusebio Hermira, tutora en formacionele.com, la plataforma International House para la formación de profesores de español. Imagen de portada de este artículo: Unplash.

Si te ha interesado esta publicación a lo mejor te apetece echarle un vistazo a nuestros cursos de formación de profesores de español o seguirnos en Facebook.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres estar al día sobre la enseñanza del español? ¡Suscríbete!