Cómo desarrollar la conciencia intercultural en la clase de español

-

En los últimos años parece establecido un consenso sobre lo que se considera competencia intercultural. El Plan Curricular del Instituto Cervantes la define como una ampliación de la personalidad del alumno como agente social, y cuando hablamos de ampliación la entendemos como una comprensión, aceptación y lo más complicado, una posible integración en las bases culturales y socioculturales de la comunidad a la que se pretende acceder.

Los estudiantes que aprenden en inmersión tienen muchas posibilidades de poder asistir como espectadores a innumerables situaciones muy ricas desde el punto de vista cultural y así poder expandir esa personalidad social. Si no tenemos esa suerte, siempre tenemos a nuestra disposición gran cantidad de formas de traer esa realidad al aula, pero lo que resulta de vital importancia es la necesidad de que el docente guíe y asesore en este proceso de observación y análisis.

El Consejo de Europa (2002) intentó dar una dimensión práctica mediante una guía para incluir esa dimensión intercultural en las aulas de idiomas, en ella se vertebra el conocimiento a través de la superación de diferentes etapas que podemos resumir así:

  • Curiosidad y apertura hacia la nueva cultura.
  • Conocimiento sobre los grupos sociales y sus productos y prácticas.
  • Comprensión o interpretación de un acontecimiento y relacionarlo con la cultura propia.
  • Actuación con los conocimientos adquiridos en situaciones auténticas o simuladas.
  • Compromiso y desarrollo de una conciencia cultural crítica, tanto de la meta como de la propia.

Una vez estructurado el sistema de adquisición, lo importante como docente es decidir de qué manera puedo ayudar a mis estudiantes y cuál es mi papel en ese proceso. Un primer paso es coger distancia de lo observado para evitar una visión parcial o desenfocada, ya que solo con cierta frialdad podremos observar nuestra propia cultura sin dogmatismos y estar así más cerca de la visión ajena que tienen nuestros estudiantes.

Cuando ya hemos desarrollado esa visión de alien, lo siguiente será guiar en el proceso de observación. Lo primordial es estructurar y planificar un esquema con preguntas que ayuden a centrar la atención en los elementos clave y eviten la distracción que puede provocar lo que es más superficial. Las preguntas que propongamos deberían respetar ciertas convenciones:

  • que predispongan al aprendizaje y huyan de la verdad absoluta,
  • que sean abiertas, generen consciencia y no juzguen a los participantes,
  • que eviten usar “por qué” ya que es lógico que ante lo que es nuevo se desconozcan las causas y
  • que promuevan la reflexión a través de la observación y la capacidad de asombro.

 

Un esquema

A continuación os proponemos un posible esquema para desarrollar adecuadamente esta conciencia a partir de la observación de cualquier fenómeno cultural.

Preguntas
Curiosidad

Debemos encauzar esa curiosidad hacia los aspectos que nos interesan: una reflexión sobre el entorno y la conexión que tiene este con la forma de actuar de los participantes.

¿Qué es lo más llamativo de lo que has observado?

¿Qué beneficios obtienen los participantes?

¿Crees que funciona de la misma manera en todos los ámbitos?

Conocimiento

Intentamos adiestrarles para que observen, analicen y reflexionen con el fin de obtener un conocimiento básico de los aspectos fundamentales.

¿Dónde y cuándo ocurre? ¿Quién participa?

¿Qué te parece lo más importante de lo que sucede?

¿Qué es posible hacer y qué no?

Comprensión

Partimos de los aspectos que son similares entre nuestras culturas para luego establecer diferencias.

Incitamos al análisis crítico de la propia, lo que les conduce hacia una cierta empatía social: todos somos raros en cierta medida.

Imagina la misma situación en tu país ¿qué sería similar? ¿y lo diferente? ¿qué le parecería raro a un extranjero?

¿Toda la gente actúa igual? ¿De qué depende?

Actuación

Les pedimos que se pongan en situación, que actúen o que piensen en su modo de actuación personal en estas situaciones.

¿Qué harías/dirías en esta situación?

¿Cómo actuarías si…?

 

Compromiso

Es el momento de posicionarse y valorar. No todos los hábitos del sistema al que están accediendo tienen que parecerles dignos de ser adoptados. Hay aspectos que puedes encontrar deseables y otros que querrán desechar, un comportamiento similar al que tenemos con los usos propios de nuestro sistema cultural.

¿Qué te llevarías a tu cultura de lo que has observado?

¿Qué no harías nunca? Justifícalo.

Piensa en adjetivos para describir y valorar esta situación.

 

Hay que insistir en que el elemento clave debería ser la flexibilidad. Una flexibilidad entendida en un doble sentido, que nos permita intercambiar y superponer las diferentes etapas y también poder profundizar y llegar al detalle en los aspectos que son de mayor interés para nuestros estudiantes.

 


Juan de Dios López RaelEste artículo ha sido escrito por Juan de Dios López Rael, formador de profesores de español del centro Clic International House Sevilla y tutor en formacionele.com, la plataforma International House para la formacion de profesores de español.

Créditos de la imagen: CLIC International House.

 


formacionele

Si te interesa formarte para dar clases de español, recuerda que tienes toda nuestra oferta de cursos en formacionele.com.

Deja una respuesta

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>