Un blog para profesores de español

Cómo llevar los modismos al aula de español

Antes que nada vamos a explicar qué es un modismo. Según la Real Academia de la Lengua se trata de una expresión fija, privativa de una lengua, cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman.

Para nosotros, como docentes de español, se trata de expresiones que, de no ser explicadas, pueden llevar a la confusión y el error del estudiante. Por ello, es de vital importancia introducir estas locuciones en la rutina de nuestras clases, de modo que al final sea un apartado más como la gramática o la expresión escrita, y se reproduzca de manera natural.

Ahora bien, ¿cómo y dónde integro los modismos dentro del plan de clase? Pues tienes muchas y variadas fórmulas:

  • Una actividad dentro de la unidad didáctica. Normalmente nuestras unidades didácticas se basan en un hilo conductor: una historia, un texto, un tema… Reúne algunos de estos modismos y propón actividades del tipo une la imagen o el significado con la frase. Por ejemplo, si tratamos el tema de los sentimientos podemos poner estar como unas castañuelas y poner la imagen de una persona nerviosa tocando ese instrumento. O no estar para tirar cohetes y alguien deprimido junto a unos fuegos artificiales.
  • De forma oral, cuando van surgiendo en el desarrollo de la clase. En el aula siempre intento aprovechar todas las expresiones, refranes o frases que se me ocurren en cada contexto para dejarlos caer y explicar qué significan. ¿Por qué? Porque es la manera más natural de ponerlas en contexto. Por ejemplo, si veo que un alumno va muy lento le digo: vamos, que nos van a dar las uvas o si la es la hora del café: terminamos la clase, que tengo que matar al gusanillo. Incluso, puedes escribirlo en la pizarra, hacer la pausa, y dejarles que investiguen por su cuenta qué ha querido decir la profesora con esa frase tan rara.
  • Con juegos. Imagina que vamos hablar de las partes del cuerpo, una ocasión fabulosa para introducir los modismos corporales. ¿Cómo? Con un juego de mímica o un pictionary. Un alumno recibe una ficha con el modismo y su significado, tendrá que escenificarlo ante todos y cuando adivinen qué le pasa él desvelará la frase que usamos en castellano para expresar esa idea. Ejemplos muy gráficos que podéis usar con las partes del cuerpo: tirar de la lengua a alguien (obligarle a hablar),  estirar la pata (morir),  rascarse la barriga (ser un vago, no hacer nada) o  levantarse con el pie izquierdo (tener mala suerte),  entre otras.
  • Con material real. La publicidad es un excelente escaparate de modismos. Recorta anuncios de tus revistas preferidas y llévalas a clase. Juega a buscar significados. Después, crea junto a tus estudiantes vuestras propias campañas. También se puede hacer con cuñas publicitarias o spots de televisión. Aquí podrás descargar un interesante artículo sobre los modismos y la publicidad.
  • Con objetos, partiendo de la idea de que lo que toco, lo recuerdo. Por eso te propongo llevar a clase objetos con los que podamos relacionar modismos. ¿Y si hacemos una clase con comida? ¿O vamos al mercado y relacionamos los modismos con los alimentos? Por ejemplo: les pedimos a cada alumno que traigan una fruta al día siguiente para hacer un desayuno sano, pero en realidad, les vamos a enseñar modismos: estar aplatanado (sin energía), dar las uvas (hacerse tarde), ser la media naranja (la pareja ideal), darse una piña (darse un golpe), por ejemplo. Después podemos comer una macedonia mientras practicamos las frases.

Por último, te aconsejo que, si quieres llevar a clase toda una batería de modismos, tienes que seguir una de estas dos fórmulas. O categorizar por temas (animales, comida, cuerpo, etc.) o por contexto (por ejemplo, si estamos en el colegio: hacer novillos, saberse algo al dedillo o quedarse en blanco,. O si estamos en el trabajo: ganarse el pan, ser un chupatintas, doblar el espinazo, entre muchos otros.  Así pues, antes de crear tu material piensa de qué manera lo entenderán mejor tus estudiantes,  según su nivel de competencia y sus necesidades, y el resto será coser y cantar.

 

Vanesa CasadoEste artículo ha sido escrito por Vanesa Casado, profesora de CLIC International House Cádiz. Derecho de imagen de la fotografía de portada: Pexels.


formacionele

Si te interesa formarte para dar clases de español, recuerda que tienes toda nuestra oferta de cursos en formacionele.com.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Contacta con nosotros