Saber más sobre la Gramática Cognitiva en la clase de español

-

Hace ahora un año apareció publicada en el blog Formación en un clic esta entrada de Reyes Llopis que nos invitaba a reflexionar sobre el uso de la Gramática Cognitiva en el aula de español.

El post, que tuvo bastante alcance dentro de las redes sociales de ELE, sirvió como pistoletazo de salida para el curso en línea que la profesora Llopis impartió en nuestra plataforma sobre estas mismas cuestiones.

Dado el éxito de esta convocatoria, hemos decidido volver a ofrecer este curso, que tendrá lugar entre el 18 y el 31 de mayo, bajo el título La gramática en la clase de español. Se puede encontrar más información en este enlace.

Como se puede ver en la descripción del curso, el programa tiene un marcado carácter práctico y se organiza en formato de taller participativo. Esta propuesta puede ser una muy buena forma de ponerse al día en un aspecto crucial de nuestra labor docente: la enseñanza de la gramática.

Os dejamos una versión infográfica del primer post de Reyes Llopis. Seguro que os resulta de interés para reflexionar sobre estas cuestiones.

 


Francisco HerreraEste artículo ha sido escrito por Francisco Herrera, director del centro Clic International House Cádiz, coordinador y tutor en formacionele.com, la plataforma International House para la formacion de profesores de español.

Mitos y creencias sobre la enseñanza de la gramática

-

Existen muchas creencias relacionadas con el papel de la gramática en el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera. Muchos futuros profesores durante su formación hacen comentarios como estos: “Es que las actividades de gramática son las más pesadas”, “Es que esa parte de la clase es un tostón”, “Es que es una parte importante pero muy aburrida”. ¿De dónde surgen esas creencias? ¿Por qué lo viven así? ¿Afecta esto a su manera de enfocar y trabajar la gramática en el aula?

El origen de dichas creencias es la propia experiencia, los procesos de aprendizaje que hemos vivido. ¿Quién no ha tenido profesores que daban clases magistrales como si solo ellos estuvieran en el aula? ¿Cuántas horas nos hemos pasado copiando explicaciones y esquemas que solo entendíamos (más o menos) cuando nos los volvíamos a mirar en casa?

Esas vivencias las tenemos muy interiorizadas y cuesta mucho librarse de ellas. Incluso cuando aprendemos a presentar la gramática de forma más eficaz, nos resulta muy difícil desprendernos de las creencias y seguimos pensando que es el momento más pesado de la clase. Si esa es la actitud del profesor, ¿qué transmitirá a los alumnos?

Uno de los objetivos básicos de un aprendizaje significativo es actuar, es decir, que los estudiantes estén activos, negocien, decidan, expliquen, reflexionen, saquen conclusiones. Y para eso podemos:

  • diseñar actividades que fomenten la reflexión por parte del estudiante,
  • llevar al aula dinámicas variadas y apropiadas que favorezcan la interacción,
  • secuenciar adecuadamente las actividades de reflexión gramatical y
  • hacer del profesor un guía y del estudiante un ser activo y reflexivo.

Pongámonos en el lugar de un estudiante:

¿Estaríamos motivados si somos nosotros los que inferimos el uso y la forma de las estructuras trabajadas a partir de un contexto?

¿Creéis que es más rentable si trabajamos con los compañeros para comparar opiniones y obtener una conclusión juntos?

Al ser un momento de reflexión en el que estamos procesando información, hay una importante actividad cognitiva que, probablemente, no da pie al aburrimiento, sino al aprendizaje, tanto autónomo como compartido.

Si queréis compartir alguna experiencia trabajando con la gramática en el aula ¡adelante!


María CabotEste artículo ha sido escrito por María Cabot, tutora en formacionele.com, la plataforma International House para la formacion de profesores de español. Imagen de portada de este artículo: formacionele.com.