Dar clases de español en la enseñanza secundaria

-

Cuando se consultan los datos disponibles sobre la enseñanza del español en documentos como El español: una lengua viva (publicado anualmente por el Instituto Cervantes) o El mundo estudia español (aparecido por última vez en 2014 de la mano del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte) se hace evidente que hay un crecimiento de la presencia de nuestra lengua en las aulas de buena parte del mundo.

Este crecimiento, lógicamente, no es igual ni en importancia geográfica ni en niveles educativos. Mientras la presencia del español en los sistemas de enseñanza obligatoria de países como Francia o Estados Unidos es apabullante, en otras áreas geográficas, como buena parte de Asia, por ejemplo, el impacto es mucho menor. No vamos a entrar a analizar en este artículo los pormenores de este reparto por países, pero sí nos gustaría señalar un hecho evidente: el nivel educativo en el que más crece el español es el de la enseñanza secundaria obligatoria.

En estos años de formación nuestro idioma entra en competencia con otras lenguas extranjeras, algunas con una presencia secular en ámbitos educativos. Sin comparar con el papel que juega el inglés como lingua franca internacional, el español debe medirse con lenguas como el francés, el alemán o el chino, dependiendo del área geográfica. La tendencia es evidente: el español como tercera lengua supera al resto de los idiomas  en buena parte de los países de los que tenemos datos precisos.

Mientras que en el contexto universitario o en el ámbito profesional la enseñanza del español parece haber tocado techo, al menos en los países con una larga tradición de estudios hispánicos, las posibilidades de crecimiento en el ámbito de la educación secundaria obligatoria, a la que habría que incluir la etapa del bachillerato, son todavía muy halagüeñas.

Ventajas e inconvenientes de la enseñanza del español en secundaria

Para los alumnos las ventajas de estudiar español en la enseñanza secundaria son sobre todo la imagen positiva del idioma (a menudo relacionada con viajes vacacionales y culturales) y la idea de que no es una lengua difícil de aprender.  Por el contrario, la realidad de los profesores de español en la educación secundaria no siempre es ideal: a menudo se encuentran aislados, sin contacto con otros compañeros que también enseñen nuestro idioma, dependen de currículos muy estrictos o no tienen suficientes horas a la semana para desarrollar un aprendizaje eficaz y comunicativo con grupos masificados.

Es evidente que un profesor de español en estas circunstancias concretas necesita de una serie de herramientas específicas para dar solución a sus problemas. Los materiales del español en la enseñanza secundarias, así como todo el material de apoyo, deben estar adaptados a las necesidades comunicativas de los jóvenes. La formación en nuevos enfoques y, en especial, en tecnología para el aula de segundas lenguas es fundamental en estos contextos. Planificar la clase y gestionar las dinámicas necesarias para conseguir un aprendizaje relevante requiere de estrategias y habilidades adaptadas el aula de secundaria. Así por lo menos lo entendemos En International House y con este fin hemos preparado un curso de formación de profesores de español en la enseñanza secundaria.

¿Qué otras cuestiones crees que se deben tener en cuenta a la hora de enseñar español en la educación secundaria según tu experiencia?

 

Deja una respuesta

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>