aprendizaje transmedia

Aprendizaje transmedia en el aula de español

-

¿Se puede plantear un aprendizaje trasmedia en el aula de español? Este es probablemente uno de los conceptos más discutidos y citados en los últimos años en investigación de medios. Sin embargo, ¿existe como tal el aprendizaje trasmedia? Si la respuesta es afirmativa ¿en qué consiste? ¿y cómo lo puedo llevar a mi aula?

Para empezar vamos a intentar fijar primero a qué nos referimos con transmedia. Habitualmente este adjetivo precede al sustantivo narrativa y la mayoría de las definiciones que vamos a encontrar los engloba en un solo concepto. Así lo hace Henry Jenkins, para muchos críticos el primer investigador del concepto:

La narración transmediática representa un proceso en el que los elementos integrales de una obra de ficción se esparcen sistemáticamente a través de muchos canales de distribución con el propósito de crear una experiencia de entretenimiento unificada y coordinada. Lo ideal es que cada medio proporcione su propia contribución original al desarrollo de la historia.

Cuando uno oye hablar de trasmedia, se le vienen a la cabeza las grandes sagas como Star Wars o El Señor de los Anillos, expandidas en películas, cómics, videojuegos o series de animación. Sin embargo, lo transmediático puede desarrollarse también en un nivel micro.

Indudablemente los docentes de segundas lengua no podemos dejar pasar la oportunidad de usar diferentes canales mediáticos y aprovechar así la naturaleza específica de cada uno de ellos para buscar nuevos espacios de interacción en el aula.

En ese sentido, Becky Herr-Stephenson y Meryl Alper en T is for Transmedia proponen tres grandes áreas en las que lo transmediático (para las autoras entendido como una forma de juego) se convierte en oportunidades de aprendizaje:

  • promoviendo nuevos enfoques de la lectura
  • fomentado la participación conjunta en los medios de comunicación
  • apoyando objetivos de aprendizaje constructivistas

Para nosotros como profesores la posiblidad de integrar las destrezas, sin separar artificialmente lo audiovisual de lo escrito o lo leído de lo escuchado significa un gran paso adelante. Sin embargo, no estamos hablando aquí de educación o de enseñanza transmedia, sino de aprendizaje. Esto nos va a obligar a planificar estrategias en las que sean los aprendientes los que tomen el timón de esas narrativas y las conviertan, con todas las herramientas multiplataforma que están a su disposición en la web, en verdaderos artefactos transmedia. Algunos ejemplos pueden ser:

  • vídeos subtitulados y con comentarios,
  • mapas geolocalizados con podcasts e imágenes,
  • fotografías con audio y enlaces inscrustados,
  • juegos de construcción de mundos tipo Minecraft.

¿A qué esperamos para aceptar el reto?


Francisco HerreraEste artículo ha sido escrito por Francisco Herrera, director del centro Clic International House Cádiz, coordinador y tutor en formacionele.com, la plataforma International House para la formacion de profesores de español. Derechos de autor de la imagen de este post: Digital Catapult.

debate-servido

El debate está servido

-

¿Qué profesor no ha hecho uso del debate en sus clases de español? Sin duda se trata de una de las actividades más empleadas en el aula, lo cual no es sorprendente, ya que es una dinámica habitual en la vida real y por ello de sobra conocida por nuestros alumnos. De hecho El MCER en el capítulo 4 (El uso de la lengua y el usuario o alumno) cita el debate como uno de los ejemplos de tipología de actividades de interacción.

Qué gran satisfacción produce al profesor cuando al llevar al aula un debate es testigo de un acalorado y fructífero intercambio de opiniones, en el que todos los alumnos se involucran con entusiasmo y participan activamente, haciendo que las manillas del reloj corran más rápido que nunca.

Cuando esto ocurre, resultan obvias las ventajas que ofrece este tipo de dinámica:

  • Propicia el intercambio comunicativo entre los estudiantes.
  • Fomenta el desarrollo de interacciones positivas.
  • Maximiza el tiempo de habla de los estudiantes en el aula.
  • Estimula la participación activa.
  • Promueve la autonomía.
  • Pone el énfasis en el significado.
  • Promueve el desarrollo de estrategias de comunicación.

Sin embargo, no siempre se desarrollan los debates como uno planifica o tiene en mente. Algunos profesores sufren escenarios como los siguientes:

A. Por más que les tiro de la lengua, no hay forma de que el debate arranque. Los alumnos leen sus argumentos como si estuvieran leyendo las instrucciones de un medicamento, la contraargumentación brilla por su ausencia. Aunque no quiero, tengo que intervenir.

B. El debate está servido, sí, entre Sandy y Joao, que no paran de lanzar argumentos y contraargumentos, mientras sus compañeros permanecen enmudecidos como meros espectadores de un partido de tenis.

C. El debate va viento en popa, hemos conseguido que los alumnos se enzarcen en una verdadera discusión, lástima que no sea en español.

¿Qué ha pasado?, ¿por qué no ha funcionado?

Es probable que en el caso A sea debido a una falta de motivación e interés por el tema propuesto, ¿han elegido los alumnos el tema?, ¿tienen conocimientos sobre él?, ¿el tema realmente da pie al debate?

En el caso B puede que se trate de alumnos que monopolizan la clase, mientras otros sienten vergüenza al hablar en público o se sienten intimidados por los primeros. Sin duda la personalidad del alumno es un aspecto clave en el desarrollo de un debate. ¿Puedo controlar los turnos de habla?, ¿han tenido tiempo suficiente los alumnos para preparar y ensayar cómo van a exponer sus argumentos?, ¿hemos creado un clima agradable que fomente la cooperación?, ¿todos los alumnos saben debatir?

Y quizá en el caso C el debate sea demasiado ambicioso para el nivel de los alumnos. ¿Hemos ofrecido a los alumnos las herramientas necesarias para poder participar en un debate?, ¿se ha trabajado previamente el léxico relacionado con el tema?

Teniendo en cuenta estos interrogantes, ¿se te ocurren ideas o sugerencias para llevar a cabo un exitoso debate en el aula?


Eva CasarejosEste artículo ha sido escrito por Eva Casarejos, tutora en formacionele.com, la plataforma International House para la formacion de profesores de español. Créditos de la imagen: Starmanseries.